miércoles, 23 de enero de 2013

DESPLAZAR EL DESAGÜE DE LA LAVADORA

Aquí os muestro como desplazar el desagüe de la lavadora, aunque a priori el trabajo puede parecer complicado, resulta de lo más fácil y sencillo...... todo es comenzar.  




El tubo estaba por medio y resultaba incomodo y con el agravante de que podía soltarse del agujero en cualquier momento.



Lo que hice, para comenzar, fue picar alrededor del tubo para poder manipularlo. Para poder seguir con la instalación debía acoplar al tubo un manguito de 32 mm.  



Estos son algunos de los materiales empleados. 



Al manguito le acoplé una curva de 90 grados macho/hembra para poder continuar hacia la lavadora.



Utilizando un cortador de tubos se realiza la faena con mucha comodidad, si no disponemos de uno, nos sirve cualquier sierra de mano para metal.



Tener en cuenta que hay que darle al tubo un poco de inclinación, es decir la parte más alta será la que esté más cerca de la lavadora.



Después continué hacia la lavadora con un trozo de tubo recto, a la medida oportuna y una curva de 90 grados hembra/hembra.
En el otro tramo repetí la misma operación ajustándome a la medida de la pared. 



Le puse las abrazaderas.



Una vez tenia todas las piezas a la medida correctas las encolé. Hay que usar una cola especial para p.v.c. siguiendo siempre las instrucciones de uso.



El último tramo hasta la lavadora es recto. El tubo de desagüe lo acoplé a una pieza que va muy bien y evita el tener que meter el tubo de desagüe dentro, sin sujeción. 



Un pequeño problema que se resuelve fácilmente. La medida del tubo es de  32 mm. y la pieza que acopla al desagüe es de 40 mm. por lo que tendremos que colocar una pieza que nos convierta el tubo de 32 a 40 mm.



Así queda la pieza a falta de colocar la abrazadera.



Cuando se secó el adhesivo y antes de tapar nada comprobé la instalación. Había una pequeña fuga por el manguito que lo unía a la pared, seguramente moví la tubería al poner las abrazaderas. Lo solucioné con masilla para plástico.         



A la toma de agua le coloqué una regleta.



De esta forma queda mejor.



Ahora que había solucionado la fuga era la hora de tapar el agujero.



Lo hice con cemento cola.



Y al día siguiente acabé de rellenar el agujero ya que había mermado la pasta.



Después lijé ligeramente el tubo para que la pintura se adhiriese mejor.



Antes de pintar protegí la pared con papel.



Y con spray blanco le dí varias pasadas hasta que consideré que había quedado bien.



Para finalizar, le llegó el turno a la pared. Una lijada suave y una pasada de pintura blanca.



Espero que os sirva.

Saludos.

2 comentarios:

  1. Que lujazo, esta super tu post, lleno de detalles que nunca tomaria en cuenta. Me ayudo mucho a motivarme luego de una mudanza prolongada y este tema aun sin resolver, gracias, sigue asi !

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar
Leo todos y cada uno de los comentarios, pero no siempre puedo contestarlos.

Me reservo el derecho a borrar todo mensaje ofensivo o que suponga spam.

De nuevo gracias y saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...